fbpx

Ya están aquí, y han llegado para quedarse. Hace apenas unos años pocas personas hablaban de ellos, y aun eran muchos menos los consumidores a nivel global. 

Hoy ya forman parte de la dieta habitual en hogares de todo el mundo, volvemos a los orígenes, ya que en muchas culturas se han utilizado desde hace siglos como método para cuidar cuerpo y mente.

ORIGEN DE LOS SUPERFOODS

Muchos de ellos son alimentos exóticos para la cultura gastronómica occidental, que poco a poco nos van sonando mucho más familiares. Pero no son alimentos nuevos o inventados, llevan siglos formando parte de la dieta diaria en otras partes del mundo, aportando beneficios para la salud. Es ahora cuando ha explotado el "boom", en la era tecnológica, en la que todo se comparte y el acceso a la información está a golpe de click.

superalimentos

 Té Matcha, Quinoa de Los Andes, Cúrcuma, Aceite de coco, Ajo negro, Açaí, Baobab, Maca, Chía, Chlorella, Semillas de cáñamo o las Bayas de Goji procedentes del Himalaya, son ejemplos de exotismo que hemos importado por sus propiedades saludables, observadas y estudiadas en sus poblaciones de origen.

Pero no siempre tenemos que recorrer kilómetros hasta el extremo oriente para obtener éstas materias primas de nivel ¿Sabes cuál fue el primer superalimento? el primero conocido como tal fue la banana, quizás exótica a inicios del siglo XX. Hoy de consumo mucho más generalizado.

Tampoco suenan muy exóticas las lentejas, pero su valor nutricional las mantiene con justicia en éste grupo. Del mismo modo lo están también alimentos más cotidianos como el aceite de oliva, la uva, los garbanzos, el ajo, la calabaza, o incluso el limón por su elevado contenido en vitamina C y minerales como el selenio, hierro, magnesio o potasio.

Éstos alimentos son de origen vegetal, semillas, bayas, productos en forma de polvo que suelen tener uso culinario. Muchas veces forman parte de nuevas recetas, aunque se va generalizando también el​ uso como suplementación, como el caso del fantástico Té Matcha.

MITO O REALIDAD

¿Panacea? ¿marketing? Ni lo uno ni lo otro, pero una dieta equilibrada y suplementada con éstas joyas gastronómicas pueden suponer un enorme beneficio. Son fuente de bienestar y salud, refuerzan el sistema inmune y reducen el riesgo de padecer enfermedades crónicas.

¿Moda? Para ser incluido en éste prestigioso grupo, un alimento debe demostrar su fuerza en forma de valor nutricional. Deben ser fuente de nutrientes antioxidantes, fibra, vitaminas y minerales. Y deben serlo de forma natural, sin añadirles aditivos. Cualquier alimento que no cumpla con éstos requisitos no formará parte de ésta lista.


Desayuno con superalimentos

Los detractores siempre buscarán argumentos, y el principal es que los superalimentos no poseen todas las cualidades para la salud que promocionan. No debemos olvidar que vivimos en la era del marketing, y la crítica destructiva se mezcla con los "gurús" de la salud ¿Es ético hacer crítica destructiva hacia un alimento con beneficios científicamente demostrados? ¿es ético engañar al consumidor? Desde "LUB" creemos que es tan fácil dejarse engañar como lo es documentarse.

El valor CARO (capacidad de absorción de radicales de oxígeno), una revisión de artículos científicos, o simplemente la etiqueta nutricional de un producto puede orientarnos sobre el potencial real del superalimento en cuestión.

En la era de la información cualquier persona puede indagar sobre cualquiera de éstos productos. Nosotros lo hemos hecho, y nos centramos en nuestro superalimento favorito, el Té Matcha. Y lo hacemos por muchos motivos que explicamos en éste otro artículo

HACIA UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE

Hay un cambio de actitud, una tendencia clara hacia lo saludable, hacia la agricultura ecológica y los productos naturales (todo el mundo "bio"). Ese cambio en el modelo de consumo sigue conviviendo con la alimentación más industrializada, con alimentos procesados que tienen efectos negativos, pero va ganando terreno de forma paulatina, y no parece que vaya a detenerse.

Alimentación saludable

Un error grave sería creer que consumiendo éstos productos podemos despreocuparnos del resto de nuestra alimentación. Ningún superalimento aporta todo lo que el cuerpo necesita. El consumo de "superfoods" no cambia la necesidad de tomar diariamente frutas y hortalizas frescas, o de mantener una dieta equilibrada. Si son, en cambio, un perfecto complemento

Una dieta sana y equilibrada es la principal medida preventiva contra muchas enfermedades, y en ese cambio los superalimentos encajan perfectamente. Un tal Hipócrates ya decía “Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento”, si lo dijo el padre de la medicina, yo le creo. 

5 (100%) 8 vote[s]

Leave a Comment:

Leave a Comment:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies